sábado, 28 de diciembre de 2013

Propósitos 2014

Es posiblemente la lista más ficticia tras los grandes éxitos de los 40 Principales. Una retahíla de farsas con las que apaciguamos nuestro ánimo y conseguimos llegar vivos a fin de año. Cosas tan banales como «saldré a correr», «dejaré de fumar» o «me pondré las pilas con el inglés» tienen un efecto tan narcótico -en nuestra decepción con nosotros mismos- que sólo con apuntarlas en un papelito hacen ya que nos sintamos un poco más livianos.

Claro que en ese llamar a gritos a nuestro Superyó, no todos necesitamos los mismos estímulos. El otro día pensaba cuál sería el cuadro de falacias que anotaría un político (de alto standing) en la servilleta de un bar si llegase a tener la ocasión, o un bolígrafo a mano: Subirse el sueldo? No hablar sin pensar cuando hay micrófonos cerca? Borrar la bandeja de entrada del correo electrónico?

A mí me gustaría que este año salvásemos las distancias e hiciésemos una lista de propósitos conjunta. La primera anotación debería ser «convertirnos en un país menos risible». Llámenlo como quieran: pandereta o chichinabo. Porque está bien que saquemos pecho de nuestra estupidez en los anuncios de Campofrío, pero de ahí a que hagamos con ella una bandera… ¿Cómo no nos va a putear la Merkel?

Quizás para 2014 estaría bien que nuestro presidente se ahorrase frases como «It’s very difficult todo esto», aunque difficult sea de cojones. Que no suba la luz, que alguien queme el anteproyecto de ley del aborto del PP o que Ana Botella pierda su abrigo de piel. No sé si estas cosas nos harían menos risibles, pero yo viviría mucho más feliz.

Ya saben lo que nos queda, sacar una servilleta de papel y pedirle un bolígrafo al camarero. Si Gerogie Dann estuvo 7 semanas de número uno con el Bimbo, yo me siento capaz de todo. ¡Feliz Año!


2 comentarios:

  1. "propongo disfrutar esta jornada"

    http://www.youtube.com/watch?v=Wa7-3c3r8-w

    feliz año, Marta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cascar a Georgie Dann y que me respondan con Pablo Milanés... de repente me siento sucia.

      Feliz año Diego, un beso grande!

      Eliminar