martes, 31 de julio de 2012

«Yo no he sido»

Llamada al orden cuando era pequeña, juntaba mucho las puntas de los pies, cruzaba las manos a mi espalda y clavaba la vista en el suelo. Me balanceaba despacito sobre los talones, hacia delante y hacia atrás. «Yo no he sido» pronunciaba sin demasiada convicción cuando mis padres preguntaban quién había escondido las tijeras, robado el pegamento o despistado cualquier otro objeto de su sitio. Mi hermano permanecía callado a mi lado. Sin saberlo, esas cuatro palabras que yo escogía siempre para exculparme me delataban.
Rato dijo hace unos días en el Congreso que Ordóñez, el entonces gobernador del Banco de España, fue quien le sugirió que Bankia se fusionara con Bancaja. Gayoso aseguró en la misma cámara que sus funciones desde el año 2006, en CaixaNova primero y en NovaCaixaGalicia después, eran meramente representativas. Rubalcaba señala día sí, día también, a la bancada de enfrente con dedo acusador y las Marianadas se justifican a diario devolviendo el gesto en sentido contrario. Los ciudadanos se lanzan miradas furtivas cuando se cruzan por la calle, escudriñando en la frente del otro su historial crediticio. Para purgar las culpas nos declaramos analfabetos financieros a la merced del maligno rencarnado en el director de banco. Cerdos, ladrones, canallas. Recitamos, no tanto para que nos escuche el otro como para creerlo nosotros mismos.
«Yo no he sido». Alegaba una y otra vez jugueteando con los dedos y suplicando no sonrojarme demasiado. Los culpables los podemos buscar donde nos dé la gana. Podría ser mi hermano el que hubiera cambiado de sitio las tijeras, el banco el que nos llevó al desahucio, la prima de riesgo la que ahogó a los bancos, Zapatero el que creó la crisis, Rajoy el que la empeoró y el vecino de enfrente el que se la comió. Sigamos balanceándonos sobre nuestros talones hacia delante y hacia atrás y repitiendo «Yo no he sido» todo el tiempo que queramos. Aunque yo creo que lo más sensato ahora mismo es crecer, remangarse y salir de ésta. 

3 comentarios:

  1. "Luis El Cabrón" salido del averno del PP, vuelve decidido a casa, haciendo alarde de todos sus poderes, a reclamar su trono.

    ResponderEliminar
  2. "Luis El Cabrón" salido del averno del PP, vuelve decidido a casa, haciendo alarde de todos sus poderes, a reclamar su trono.

    ResponderEliminar