martes, 22 de marzo de 2011

MUNICIPALES 2011: Del acné y sus remedios

Queda exactamente un mes para las municipales. Y ya estamos hartos. El tercer problema de nuestro país, después del paro y de la economía, son ellos: Los políticos. Lo dice el CIS y se respira en la calle. Hartos de las prohibiciones, de las corruptelas, de los transfuguismos, de las trifulcas competenciales y del paripé.
¿Se han fijado en los periódicos? Pasamos las páginas de Libia y las de Japón y lo único que tenemos son inauguraciones: Primero que si el Gaiás, después la ampliación de Alvedro, la depuradora de Bens, el centro de salud Novo Mesoiro, la Tercera Ronda –que eso sí, va por tramos- y hasta un centro de interpretación para el dolmen de Dombate. Parece hasta cómico.
La cuestión es que mientras ellos nos entretienen con fotos, con placas y cintas de terciopelo, las letras de los periódicos se van en metros cuadrados, en millones invertidos, en prestaciones y un bla, bla, bla, ficticio que no deja espacio a las ideas. Ni a las de unos ni a las de otros. Y ¿saben qué? Que las ideas no salen porque no las hay.
El PSOE tiene un problema gordo: Zapatero. Su imagen se ha venido abajo y desde su grupo ya no saben cómo remontarla. Lo que antes suponía un as, se ha convertido en una losa. La solución: sacarle del medio. El 3 de abril la campaña socialista no arranca en Vistalegre, lo hará en Murcia. Arrinconado con un acto discreto, ZP aguarda en un segundo plano que sus candidatos locales y regionales hagan su trabajo. Su gesto ha sido aplaudido por sus barones, aunque alguno, por lo bajini, murmura ya que ha llegado tarde.
Desde el PP las cartas son muy diferentes. No tienen un líder fuerte, pero todos han hecho piña alrededor de Mariano. De momento, señalar con el dedo en la misma dirección -Zapatero- y refunfuñar, surte efecto. Los populares han comenzado una guerra de desgaste que saben, se cobrará la cabeza socialista. Y mientras tanto, a esperar y a sacar pecho de marca. Deberían tener cuidado los de la gaviota porque parece que lo de Cascos no ha sido más que un grano. Pero quién sabe, algunos granos supuran.
El día 28 se cierra el chiringuito de descorrer la cortinilla y yo me pregunto qué inventarán para camuflar los censos inflados y toda la mierda que volverá a aflorar por puro aburrimiento. Queda exactamente un mes para las municipales. Qué miedo, tal vez a alguno se le dé por pensar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario